¡Nosotros NO fuimos abusados!

 
ISBN: 978-0-9676997-3-8

               En 1981, Larry Constantine describió el aspecto de nuestros mapas mentales a propósito de la sexualidad infantil situándolos bajo la leyenda "Aquí hay dragones". Ahora, transcurrido más de un cuarto de siglo, escasos progresos se han hecho para reemplazar esos imaginarios dragones con la verdad de los datos reales. De hecho, otros dragones, más feroces incluso, han sido conjurados y alimentados por los defensores de la victimología y los profesionales de la "industria del abuso sexual infantil".

Este libro, desde la objetividad, trata de clavar en el corazón de esos dragones la lanza de la verdad. Esta es una batalla a muerte, pues a menos que esos dragones sean destruidos, continuarán devorando a nuestros hijos y a aquellos que les aman y entienden en formas y grados que la mayoría de las personas no pueden y nunca podrán comprender. Niños curiosos y aventureros son descritos como universalmente dañados por cual-quier contacto sexual con hombres adultos; pero la verdad, conocida y documentada durante décadas, es que el daño real a estos muchachos no proviene de sus exper-iencias sexuales consentidas, sino de los "tabúes" sociales, así como de las inapropiadas y exageradas reacciones de padres, profesores, policías y jueces.